Raquel Nieto, alumna del programa “Crea tu curso online de impacto social”

¿Yo? ¿Crear un curso? ¿Quién soy yo para enseñar a otras personas? Pero si no soy experta en este tema… Si yo he venido a que me enseñen… Hasta que no aprenda todo lo que he venido a aprender, no estaré preparada para pasar a la acción. Así que mientras tanto, espero sentada como una mera espectadora. Me siento pequeña, en un segundo plano.

 

Y sin embargo… ¡No! ¡Salgo a la palestra! Sin ser consciente -sinceramente, sigo andando con los ojos cerrados-, me veo preparando un curso.
Si yo sólo lo dije como algo que a mí me resulta útil… pero de ahí a hacer un curso…
¿Y por qué no? Si a mi me sirve, puede que sirva a otras personas. Simplemente, lo comparto como lo haría con cualquier amigx.

Está bien… comparto con mi mentora el mapa mental que he esbozado. Me dice cuán valiosa es toda esa información, que seguro que muchos changemakers están interesados en seguir mi curso.

¡Woooooow! aún me estremezco al pensarlo… en realidad eso es lo que quiero! Ayudar a los demás. Vale, no es el proyecto con impacto social que me ronda -eso sí sería un triple salto mortal-, sino que lo veo como algo intermedio: me saca de “la zona de confort” con un riesgo ciertamente asumible.

Y me pongo con los contenidos… no debe ser tan difícil… se trata de compartir lo que a mí me funciona… Y ahí llega mi amigo, el Sr. Síndrome del Impostor. Y no es irónico, lo considero amigo porque, aunque me despierta sentimientos desagradables -me hago pequeña y siento que no puedo-, ese desafío, ese reto nos hace aprender y crecer juntos. Siento que me ayuda a caer hondo para encontrar mis herramientas más escondidas. Gracias, amigo, por ayudarme a sacar lo mejor de mí.

Quien también me ayuda mucho a poner en valor mis talentos es mi mentora. No me siento sola en ningún momento. Me va pautando y guiando paso a paso -por cierto, el proceso está muy bien trabajado… realmente, es para dummies!-. Lo más difícil es sobrellevar esos momentos en los que te sabotean los miedos. Y ahí está ella: tu coach. En realidad, es la misma persona, y es que también vela por ti y por que tu energía se aproveche lo mejor posible en la dirección que más convenga en cada momento: puede ser para reflexionar, dejar sentir, crear, ordenar, revisar….

Y llega el día en el que me veo en el plató de rodaje -sí, sí, ¡uno de verdad!- haciendo pruebas de sonido, imagen y demás…. argggg!!!!!! quiero escapar!!!!!! ¿Quién me ha metido en este embolado? Ah, sí, he sido yo misma… Venga! si ya he hecho lo peor…. o no?!

Sensitive Cities Academy Raquel Nieto Rodaje

Y yo, que he hecho muchas presentaciones, charlas y conferencias en grandes foros, e incluso en varias lenguas -lo que presupongo más complejo y desafiante-, ahora estoy muerta de miedo. Aquí no me sirve mi recurso preferido: la improvisación. Debo ceñirme al texto. Sin embargo, sin apoyo visual, ¿cómo lo voy a hacer? Por suerte, eso fue sólo el primer día de rodaje -sí, sí, soy tan kamikaze, que soy la primera prototyper del programa-. Al día siguiente el equipo técnico me proporciona un teleprompter. ¡Bendita tecnología! ¡Y bendito equipo humano que hay detrás de las cámaras! Me hacen sentir muy bien durante todo el día y me ayudan en todo, especialmente en la gestión de las emociones en un día tan especial.

Al acabar el día de rodaje, siento alivio -por habérmelo quitado de encima- y enseguida me invade la pena. ¿Ya se ha acabado? Ohhhhh….. ¡quiero más! Ese mismo día ya hago una lista de otras posibles temáticas para cursos. Desde luego, es adictivo. Es adictiva esa sensación de “olé tú”, no te veías capaz y mira… Es un subidón de adrenalina que te hace vibrar muy alto. Para mí, desde luego, es la combinación perfecta: empoderamiento personal + impacto social.

Por la ley de la atracción, esta vibración atrae muchas cosas, cuanto menos, interesantes a tu vida. Y aquí sigo, vibrando alto (o al menos lo intento), escribiendo este post que, en un inicio también ha llamado a mi amigo, el Sr. Síndrome del Impostor -y ya ves… luego no puedo parar de escribir-. Deseo que también te haga vibrar alto y te ayude a visualizar el gran cambio que supondrá en tu vida.

Si te sientes desaliandx con tu trabajo y necesitas algo que te conecte con tu esencia y tus talentos reales, este es tu sitio!

 

 

UOC
Ajuntament de Granollers
Ajuntament de Barcelona
Ashoka

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas.

ACEPTAR
Aviso de cookies